Campo minado
Campo minado

Campo minado

El factor Palazuelos pone en severos aprietos a suspirantes.

Joaquín Quiroz

En la mira hacia el proceso electoral, cada semana hay sorpresas y sorprendidos, y conforme avanzan los días, las y los “más seguros” son quienes más se alejan de posibilidades y esto trae consigo harto nerviosismo.

Ya que los escenarios semanalmente han ido cambiando, las circunstancias y reglas no escritas hacen que la indefinición sea la constante, en cualquier mesa o charla donde se toque el tema de la sucesión hay diversos puntos de vista, todos válidos, sin embargo, nadie tiene la certeza real o seguridad de qué es lo que va a pasar.

La historia –al menos la de nuestro joven Estado de Quintana Roo– nos ha demostrado que en temas de sucesión las torres más altas caen con todo e ilusiones, sino pregúntenle a Jorge Polanco, Joaquín González, Addy Joaquín, Eduardo Ovando, José Luis Toledo, y eso que en aquellos tiempos había reglas más claras y visiones institucionales.

Así que los escenarios evolucionan y cambian muy rápido, y hoy así sin más, vemos que personajes como Roberto Palazuelos Badeaux están en la contienda, y de todos los suspirantes, al menos este ya cuenta con una candidatura segura que es la de Movimiento Ciudadano, sin ser moreno, pero si bronceado, se cuela y sin más es conocido por todo el territorio quintanarroense, cosa que algunas y algunos de los suspirantes de MORENA no.

En algo tan simple, si al “Diamante Negro” se le “ocurre” ir a comer una marquesita al parque de las palapas en Cancún, la gente que por ahí transite no dejará pasar la oportunidad y buscarán una selfi o al menos grabar o fotografiar al histrión, y este ejercicio se puede replicar en los 11 municipios y ojo con gente de cualquier estrato social, porque no faltará el “fresa fifí” que busque sentirse “mi rey” por un momento y posar con Palazuelos.

Que la dama de cualquier edad que busque ver a su artista, y fotografiarse con él, como hemos observado esto sucede cuando acude a algún evento como informes de gobierno o aniversarios de Tulum. La fama y exposición que tiene el histrión, sumado a una cuenta de más de un millón de seguidores en redes como Twitter, eso nadie en Quintana Roo lo tiene, y en un mundo digital que cuenta y mucho no es cosa menor.

En tanto Palazuelos lo mismo se puede sentar a una plática con el empresario poderoso y millonario que adentrarse en la Zona Maya a conocer el sentir de la gente, ser “todo terreno y ocasión” es algo que no es menor, y las limitantes de la mayoría de los aspirantes que en algunos casos de sus municipios no pueden salir y nomás cambian de lugar y ni los conocen, no es algo para echar en saco roto.

Ya sea que Palazuelos encabece una candidatura a la gubernatura, o haga campaña con alguien, es un peligro para cualquier contrincante, y quien no lo vea realmente está muy ciego o muy idiota. No hay más que ver en otras entidades lo que ha pasado y no perdamos de vista que sea como sea, dos de los Estados más importantes del país (Nuevo León y Jalisco) no están en la ola de MORENA, y como dato adicional la favorita de Regeneración Nacional en la sultana del norte, Clara Luz, con un video bastó para mandarla a tercer lugar, así que muchas y muchos deben estar temblando y no por el frío decembrino tropical.

MINAS EXPLOSIVAS…

Así como cuando en una obra de construcción se nota el cascajo y escombro que nomás estorba y urge se lo lleven y retiren, se vio muy semejante con la delegación de Quintana Roo que acudió a la Ciudad de México a la Asamblea del PRI. Pareciera que la condicionante para ir era haber perdido cuando menos una campaña para cargo de elección popular, así que se vio a toda la plana arruinada.

Y como en una obra es necesario que retiren lo que no sirve, así ya debieran de aplicar con la dirigencia tricolor y colocar dirigentes que realmente aporten y no se vendan a las fórmulas de enfrente. Ojalá pasen de los dichos a los hechos y fajen pantalones y faldas y exijan la renovación de la dirigencia, porque sino seguirán perdiendo en una de esas hasta el registro.

Operación guinda Navidad

Anwar Moguel

Ninguno de los cuatro suspirantes “finalistas” a la candidatura de Morena para la gubernatura de Quintana Roo –si, cuatro, porque la inclusión de Laura Beristain es una vacilada– están en edad de creer en Santa Claus o en los Reyes Magos, y seguramente por la misma razón tampoco han de creer que los resultados de una bendita encuesta realizada por elfos navideños muuuuy demócratas determine quién de ellos será finalmente el elegido o elegida. 

En corto, todos reconocen que la encuesta que vale será aplicada a una muestra de una sola persona: el presidente López Obrador y punto. Pero en lo que sí coinciden es que la decisión estará tomada antes de que termine diciembre, lo que llama la atención, ya que en los pasados procesos electorales Morena ha estirado los tiempos definitorios hasta el último momento para evitar rupturas o saltos de cuadros competitivos a otras fuerzas políticas en protesta por los desaseados procesos internos. 

En Quintana Roo, por ejemplo, la senadora y aspirante a la gubernatura, Marybel Villegas Canché, declaró abiertamente que estará en la boleta para el 2022 sí o sí, y en caso de que la decisión sea tomada en este mes como está previsto y no la favorezca tendría más de 40 días por delante para negociar su candidatura con algún otro partido.

Sin embargo, Marybel Villegas en los últimos días ha matizado mucho su discurso, pasando de la amenaza de una ruptura inminente a la simple solicitud de transparencia en el proceso interno y, entre líneas, de negociación.   ¿Por qué este cambio repentino? Bueno, porque las circunstancias políticas ya no son las mismas. En el pasado proceso electoral Marybel Villegas fue la más damnificada junto con su grupo político. La operación electoral estuvo en manos de personajes como Julio Scherer, Mario Delgado y Óscar Cantón, que jugaron con todas sus fichas a favor de Mara Lezama. 

En este proceso ninguno de estos personajes tiene influencia en las decisiones, ni siquiera Mario Delgado. Quien está moviendo los hilos de los procesos internos es el secretario de gobernación, Adán Augusto López, que responde solo a las órdenes del presidente.  Y desde su oficina en Palacio Nacional se ha girado la orden de realizar una operación cicatriz en plena Navidad, por lo que cada uno de los aspirantes tendría su cuota de poder, su premio de consolación, pues.  Así, con esta operación pretenden tener una guinda navidad evitando rupturas y escándalos con una buena repartición del pastel para que nadie se mueva y asegurar el triunfo. Aún así, en el polvorín que es Morena no hay ninguna garantía de que este fin de año sea de paz y armonía. 

En FCP, del dicho al hecho

Sandra Romero

Que en los próximos días la presidente municipal de Felipe Carrillo Puerto, Mary Hernández, presentará sendas denuncias contra la pasada administración por las irregularidades encontradas en la entrega recepción, con lo cual se convertirá en la primera autoridad en verdaderamente actuar y no quedarse en denuncias mediáticas y de campaña electoral.

Y es que en las nuevas autoridades municipales que tomaron el control el pasado 30 de septiembre han dicho, señalado y asegurado que encontraron muchas inconsistencias en el manejo de los recursos y demás, pero hasta ahora todo ha quedo en eso, en señalamientos mediáticos sin que haya una sola denuncia interpuesta ante las autoridades competentes, o al menos no se conoce de ello.

En todos los municipios se señaló, como bandera de campaña, el castigar los actos de corrupción de los gobernantes salientes y, desde Cozumel hasta Lázaro Cárdenas se comenta de acciones poco transparentes, pero sin datos concretos de lo encontrado en el cambio de gobierno.

Ahora bien, todo indica que será Mary Hernández la primera en actuar, de pasar del dicho al hecho y denunciar lo que haya encontrado irregular en la entrega recepción, lo cual es buen mensaje para los ciudadanos que piden acciones y que la promesa de castigar a los que saquearon las arcas municipales, sea una realidad.

En el caso de Felipe Carrillo Puerto, hay comentarios que en los próximos días se interpondrán las denuncias y se conocerán los detalles de las mismas. En esa demarcación, en los últimos meses de la anterior administración los empleados municipales denunciaron inclusive la falta de pago del salario y demás prestaciones, realizaron plantones y pidieron la intervención del gobierno del estado.

A esperar entonces las denuncias formales y las acciones que sustentarán las mismas e, insisto, eso habla bien de una autoridad municipal, la más joven por cierto, que pasa, como ya dijimos, del dicho al hecho y pedirá justicia para los carrilloportenses que quieren se devuelva lo robado de las arcas municipales. Hasta la próxima.

A los legisladores federales ya no los hacen como antes

Javier Chávez Ataxca

Contemplamos una alineación que humilla pero más afecta a Quintana Roo en el campo de juego de nuestros diputados federales y senadores, unos en la pachanga de las campañas por la gubernatura disfrazadas de difusión personal de logros –¿cómo cuáles, si nos hacen el favor?– y otros con bajísimo perfil, tan perdidos como un oso entre argentinos bailando tango.

Tres senadores acampan en municipios estratégicos y acuden veloces hasta cuando piden posada “en el nombre del cieeelo” en viviendas o salones de fiestas: Marybel Villegas Canché (Morena), José Luis Pech Várguez (Morena) y Mayuli Martínez Simón, del PAN. Entre los diputados federales, resta decir que con el mayor número de distritos se multiplica la incompetencia, raspando además el prestigio de la marca Morena que es dueña de nuevo del “carro completo”. Los casos más extremos los tenemos en los cancunenses Alberto Batun Chulim y Anahí González Hernández, quien además representa un distrito ajeno con cabecera en Chetumal.

Antecedente obligado: hace algunos ayeres contamos con senadores priistas como Miguel Borge Martín, Mario Ernesto Villanueva Madrid, Joaquín González Castro, Esteban Maqueo Coral, Eduardo Ovando Martínez, Jorge Polanco Zapata, Pedro Joaquín Coldwell, Félix González Canto y el panista chetumaleño Wadi Amar Shabshab. Y en la diputación federal nos hicieron el honor Sara Esther Muza Simón y Víctor Alcérreca Sánchez, entre otros que no llegaban a aprender el alfabeto para escribir un ensayo.

Hablando del priista Miguel Borge Martín, quien del Senado saltó a la gubernatura para hacer historia de la buena, con autoridad moral pide a su dirigencia un giro de 180 grados para rescatar al Tricolor de su condición de arrodillado y devolverlo a los primeros planos competitivos. El Doctor Borge propone un viraje al parlamentarismo para democratizar al Tricolor y acabar con la manipulación de sus órganos para la toma de decisiones. Interesante la postura de dos exgobernadores: Joaquín Hendricks Díaz y Félix González Canto, pero más la de esos priistas caribeños que no han saltado a Morena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.